La importancia de que los empleados sean elegidos para ser guardianes de incendios

Aprovechar a los empleados para que sean guardianes de incendios es una forma de aumentar su compromiso con su negocio. El papel es importante, garantizar la seguridad de los compañeros de trabajo. El empleado elegido para realizar las tareas adicionales y la capacitación asignada a un director debe comprender que esto es un reflejo de su confianza en su competencia. Es probable que a cambio demuestre lealtad a la empresa.

Deberes del guardián del fuego

Los guardias de incendios sacan a todos del edificio en caso de incendio. Los guardias realizan un barrido del área para asegurarse de que todos se hayan ido, se reúnen con los compañeros de trabajo en el área predeterminada de reunión de evacuación en caso de incendio fuera del edificio y realizan un recuento de personal. Se aseguran de que los empleados permanezcan en su sitio hasta que el personal de emergencia designe el edificio despejado y seguro para volver a entrar. Los guardias de incendios informan al personal de emergencia sobre las áreas que no pudieron barrer debido a condiciones peligrosas y la posibilidad de que haya personas atrapadas.

Cualificaciones de un guardián del fuego

Los guardias potenciales deben ser ingeniosos, tranquilos bajo presión y capaces de asumir un papel de liderazgo en medio de una crisis. Dado que la capacitación para el puesto puede incluir educación sobre el comportamiento humano durante emergencias y el uso de equipo especializado, también debe estar dispuesto a comprometerse con un programa formalizado de capacitación para guardias. Debido a que tiene la tarea de mantener una lista de empleados actualizada y estar atento a los posibles peligros de incendio en su área, también debe estar bien organizado y dispuesto a brindar una atención constante al puesto.

Beneficios de aprovechar los empleados

Las prácticas laborales de alta participación involucran a los empleados con la empresa para que aporten lo mejor al trabajo todos los días. Los efectos secundarios positivos de la capacitación en habilidades y la participación en la toma de decisiones incluyen una mayor energía gastada por los empleados, así como los beneficios de su conocimiento sobre cómo pueden trabajar mejor en sus puestos de trabajo. Los empleados elegidos para ser guardianes reciben una actividad de alta participación; pueden aumentar su conjunto de habilidades, ejercer liderazgo y contribuir a una atmósfera de equipo demostrando un compromiso para mantener a sus colegas seguros.

Elegir a los empleados adecuados

Desde una perspectiva práctica, la persona elegida para el guardián de incendios debe estar presente regularmente en la oficina. Desde la perspectiva de la participación de los empleados, el rol de guardián de incendios debe caracterizarse como un privilegio. Los empleados no deben considerar la función de guardián como una carga; deben entender que la responsabilidad se otorga como un reconocimiento de su valor para la organización. La gerencia debe dejar en claro a los guardias de despido que su contribución es valorada, a través de un reconocimiento verbal o una anotación en el archivo del empleado para ser considerada en el momento de la revisión.