Procedimientos de servicio de restaurante

Como propietario de un negocio de restaurantes, es importante que brinde el mejor servicio al cliente si quiere tener éxito. Es natural preguntar cómo, exactamente, puede brindar el mejor servicio al cliente y los pasos del proceso de servicio de alimentos. Un buen lugar para comenzar es tener una definición clara de lo que es el servicio al cliente.

El servicio al cliente en un restaurante es simplemente el consejo y la asistencia que brinda a sus clientes. Es una combinación de comunicarse con sus clientes y también brindarles toda su atención. Cuando tienes invitados en tu restaurante, quieres que se sientan como en casa y bienvenidos. Cuando los tratas con respeto y mucho cuidado mientras les das una comida deliciosa, no olvidarán la experiencia. Se asegurarán de volver a su restaurante repetidamente.

La satisfacción del cliente puede afectar su negocio de manera significativa. La Escuela de Negocios de Harvard realizó un estudio sobre Starbucks y descubrió que los clientes satisfechos visitaban el café aproximadamente 4,3 veces al mes. También fueron clientes leales durante aproximadamente 4.4 años y gastaron alrededor de $ 4.06 cada vez que fueron a Starbucks.

Pensarías que son grandes clientes. Y se sorprendería de lo que sucede cuando los clientes no solo están satisfechos, sino también muy satisfechos . Estos clientes, según el estudio de Harvard Business School, continuaron siendo clientes leales durante 8,3 años, gastaron 4,42 dólares por visita y visitaron 7,2 veces al mes. Claramente, vale la pena satisfacer al cliente.

Así que eso es lo que obtiene cuando tiene clientes satisfechos. Pero, ¿qué pasa cuando tienes clientes insatisfechos? Un informe de Customer Experience mostró que los clientes abandonan una marca principalmente debido a un servicio al cliente descortés. De hecho, el servicio al cliente grosero fue una razón más importante para dejar una marca que simplemente un servicio al cliente lento.

Cuando observa estos dos estudios, comienza a ver lo importante que es invertir en servicio al cliente. Puede hacer o deshacer su negocio. Entonces, ¿cómo lo haces? ¿Cuál es el procedimiento correcto de servicio de restaurante?

Hágalo de inmediato

Por supuesto, la calidad de tu comida es muy importante. Sin embargo, muchos restaurantes ofrecen comida de la más alta calidad. Lo que realmente te hace destacar es el tipo de experiencia que brindas a tus clientes desde el momento en que ingresan a tus instalaciones hasta el momento en que se van. Debe recordar hacer de las necesidades de sus clientes su máxima prioridad.

Como hablar

  • Empiece por saludar a sus clientes tan pronto como entren por la puerta.
  • Sea respetuoso con los títulos que usa, como señor, señora, etc.

  • No interrumpa a sus clientes cuando hablen.
  • Escuche lo que tienen que decir y deles toda su atención.
  • Tenga un conocimiento completo de su menú. Debe hacerles preguntas e incluso leerles sus pedidos para asegurarse de que lo hizo bien.

Etiqueta del restaurante

El tipo exacto de etiqueta que use depende del tipo de restaurante que administra. Sin embargo, ya sea que esté dirigiendo una pizzería o un establecimiento de cinco estrellas, debe asegurarse de observar la etiqueta adecuada en todo momento.

  • Sepa a quién servir primero. Si hay un invitado de honor, comience con él. De lo contrario, comience con las mujeres, luego sirva a los hombres y finalmente a los niños.
  • Sirve desde la izquierda del cliente, y ese es también el lado desde el que despeja la mesa. Si tiene que interrumpirlos, sea cortés al respecto.
  • Las bebidas se sirven por la derecha. Lo mismo se aplica a verterlos y rellenarlos.
  • Siempre que sirva comida, tenga algún tipo de sistema que le indique qué comida va a cada cliente. Es mejor no tener que llamar los nombres de los platos para ver quién los reclamará.
  • Nunca haga que sus comensales se sientan impacientes. La comodidad del cliente es más importante que su propia propina.
  • No espere a que el cliente le pida un cheque. Tan pronto como limpies las placas, tráeles un cheque y procesalo rápidamente cuando paguen.

No hagas esperar a los comensales

Si sus clientes tienen que esperar demasiado para obtener lo que pidieron, ya sea una comida, un aperitivo o una bebida, no importa qué tan bueno sea ese bistec o martini, su cliente ya tiene hambre e irritación.

Este es prácticamente un punto de inflexión en su relación con el cliente. Puede ser muy difícil recuperar clientes una vez que superan este punto. Por lo tanto, debe evitar decepcionarlos al principio. Asegúrese de tener siempre una cantidad adecuada de miembros del personal de guardia para que sus clientes nunca tengan que sentir que han esperado demasiado. Si piden una comida que demore un poco más de lo habitual en cocinar, infórmele con anticipación. Sea honesto y sincero.

La velocidad del servicio es muy importante e incluso debería incluirla en sus pólizas si puede. Es importante si va a crear una buena experiencia para sus clientes, sin importar qué tipo de restaurante esté administrando. Es probable que sus clientes ya tengan sus propias expectativas sobre cuánto tiempo deben esperar antes de que llegue su pedido. Si está sirviendo tacos, los querrán rápido. Estarán preparados para esperar un poco más por el bistec.

Solucione los problemas tan pronto como surjan

Solucione los problemas que enfrentan sus clientes tan pronto como surjan. No importa lo bien preparado que crea que está, es probable que algo salga mal en un momento u otro. Pase lo que pase, siempre debes apuntar a complacer.

Debe abordar los problemas tan pronto como surjan. No permita que sus clientes se enojen mientras esperan verlo a usted o al gerente.

  • Cuando su cliente se queja, el empleado debe escucharlo y no interrumpirlo.
  • Asume la responsabilidad de lo que haya salido mal. Acepte abiertamente que hay un problema y dígale cortésmente al cliente que lo siente mucho.
  • Mantén siempre la calma. Esto es especialmente importante en momentos en los que no está de acuerdo con su cliente.
  • Mire siempre al cliente a los ojos y observe su propio lenguaje corporal. Asegúrese de que el mensaje que transmite su cuerpo concuerde con el que sale de su boca.
  • Pregúntele al cliente qué quiere. Trate de llegar a un acuerdo de una manera que funcione para ambos.
  • Empatizar con el cliente. No culpes a nadie.
  • Resuelva el problema con el menor drama posible.

Dale voz al cliente

Debe mostrar a sus clientes que sus opiniones son importantes para usted. Los restaurantes más eficaces siempre quieren saber qué piensan sus clientes de ellos. ¿Estan felices? ¿Están insatisfechos? ¿Están en algún punto intermedio?

Cuando les da a los clientes la oportunidad de comentar sobre su servicio, les está diciendo que se preocupa y siempre está ansioso por mejorar su servicio de cualquier manera que pueda. Escuchar lo que su cliente tiene que decir sobre su servicio también es una oportunidad de aprendizaje invaluable, porque sabrá dónde lo está haciendo bien y dónde debe esforzarse más. Puede ver su servicio en los ojos de sus clientes, por lo que podrá hacerlo aún mejor en el futuro.