Centralizado vs. Diseño organizacional descentralizado

Las estructuras organizativas centralizadas concentran la autoridad de gestión y la toma de decisiones en un solo equipo ejecutivo, con información que fluye de los altos directivos a varias unidades de negocio. Las estructuras organizativas descentralizadas, por otro lado, se parecen más a múltiples representaciones más pequeñas de una sola estructura, con redundancias de gestión y cadenas de mando más unidas. Comprender la diferencia entre estas dos filosofías de diseño fundamentalmente diferentes puede ayudarlo a crear una estructura efectiva para su negocio.

Comparación de estructuras de gestión

En un diseño centralizado, cada gerente tiene autoridad sobre una gama más amplia de empleados, departamentos y funciones comerciales. Los estilos de administración pueden volverse autocráticos en estructuras centralizadas, ya que los gerentes se encuentran con menos tiempo para interactuar con subordinados individuales.

En los diseños descentralizados, cada gerente es responsable de menos empleados y funciones laborales, y muchos gerentes pueden compartir los mismos títulos y responsabilidades en diferentes áreas de la empresa. Las estructuras descentralizadas permiten a los gerentes tomar decisiones a menor escala, lo que puede ser ideal para situaciones en las que los equipos individuales deben adaptarse a condiciones únicas del lugar de trabajo, como en las ventas directas.

Decisiones y flujos de información

En las estructuras organizativas centralizadas, las decisiones se toman en la parte superior y se comunican hacia abajo a través de las capas. Los gerentes de nivel medio y bajo toman decisiones; sin embargo, por lo general se limitan a determinar cómo implementar las órdenes que se les transmiten.

Las estructuras descentralizadas son exactamente lo contrario. Los gerentes de nivel inferior e incluso los empleados de primera línea tienen la capacidad de tomar decisiones estratégicas para ellos mismos y sus grupos de trabajo, y la información sobre sus decisiones se informa a los niveles superiores de la gerencia.

Aplicaciones de estructuras centralizadas

Las pequeñas empresas a menudo operan de manera centralizada simplemente debido al tamaño más pequeño de su fuerza laboral. Al principio, el propietario de una pequeña empresa puede ser el único gerente en toda la empresa, y todos los demás empleados dependen directamente del propietario. Sin embargo, los diseños organizacionales pueden cambiar a medida que crecen las pequeñas empresas.

Una empresa de transporte por carretera es un ejemplo de empresa con un diseño organizativo centralizado. Los gerentes de las empresas de transporte toman todas las decisiones operativas y envían información a los conductores individuales a través de los despachadores. Incluso los propietarios-operadores autónomos reciben instrucciones de los despachadores para determinar a dónde ir cada día.

Aplicaciones de estructuras descentralizadas

Las organizaciones de franquicias ofrecen un ejemplo ideal de estructura descentralizada. Las empresas de franquicias controlan la mayoría de las decisiones de marketing y desarrollo de productos desde arriba, pero les dan a los propietarios de franquicias una gran independencia en la gestión de sus tiendas individuales. Los propietarios de franquicias toman decisiones de personal, decisiones sobre horas de operación y decisiones de compensación completamente por su cuenta, por ejemplo.

Las empresas con un amplio alcance geográfico también pueden beneficiarse de una estructura descentralizada. Las grandes empresas multinacionales, por ejemplo, a menudo incluyen puestos ejecutivos redundantes para cada región o país, en lugar de permitir que un solo equipo ejecutivo tome decisiones en todas las divisiones.