Peligros y seguridad en la cocina

Los restaurantes tienen una rotación de personal proverbialmente alta y casi siempre tienen poco personal en la cocina, por lo que perder horas de personal debido a lesiones es lo último que necesita. Desafortunadamente, los cocineros son especialmente propensos a sufrir lesiones con tiempo perdido, como esguinces, cortes y quemaduras, porque la cocina del restaurante es un lugar de trabajo lleno de peligros. Reconocer esos peligros y tomar medidas para minimizarlos es su obligación como jefe, pero también es la forma inteligente de operar.

Propina

Los peligros de los restaurantes incluyen pantuflas y pisos irregulares, equipo peligroso, levantamiento de objetos pesados, espacios de trabajo abarrotados, quemaduras y seguridad alimentaria.

Pisos resbalosos o desiguales

Los pisos de los restaurantes a menudo están resbaladizos con aceite o agua, y en las cocinas más antiguas, los pisos mismos pueden ser desiguales. Todas estas cosas pueden hacer que los empleados se resbalen o caigan, lo cual es extremadamente peligroso cuando se trabaja con cuchillas afiladas e implementos calientes. Puede instalar tapetes y materiales para pisos antideslizantes para hacer que los pisos sean más seguros y capacitar a sus empleados para que limpien los pisos inmediatamente después de un derrame. Cuando necesiten transportar grandes cantidades de líquidos calientes o aceite usado, proporcione métodos de transporte seguros (ollas o baldes resistentes con tapas bien ajustadas para los líquidos y carros para moverlos) en lugar de requerir que los empleados los lleven.

El calzado antideslizante también debería ser obligatorio en tu cocina, y puede ayudar mucho. Los pisos que son estructuralmente desiguales representan un peligro de tropiezo, pero rediseñarlos puede no ser una opción práctica. En su lugar, instale una pequeña rampa sobre la parte irregular del piso para hacer una transición suave o simplemente pinte la parte irregular del piso con pintura de colores brillantes para recordarle a su personal sobre el peligro de tropezar.

Maquinaria y equipo peligrosos

Las cocinas comerciales están llenas de equipos diseñados para cortar, picar o dorar alimentos, y harán lo mismo con un cocinero incauto. El potencial de accidentes es enorme, por lo que es importante capacitar a su personal para usar el equipo de manera segura. Asegúrese de que los supervisores de cocina, que sirven como modelos a seguir para el resto del personal, siempre observen las mejores prácticas al usar equipos de cocina. Los empleados que usan equipo de preparación con cuchillas, como mandolinas y cortadoras motorizadas, idealmente deben usar guantes resistentes a cortes que cubran sus muñecas y se ajusten bien.

Advierta a los empleados sobre los peligros de no utilizar los protectores de seguridad suministrados con el equipo o de permitir que la ropa suelta quede atrapada en la maquinaria. Mantenga los manuales de seguridad para el equipo de cocina en un lugar designado para que los empleados puedan consultarlos si tienen alguna pregunta o inquietud. Coloque letreros para recordar a los trabajadores los peligros, como "Desenchufe la máquina antes de limpiar las cuchillas".

Lesiones por levantar objetos pesados

Los esguinces y torceduras pueden ser el resultado de levantar objetos pesados ​​en la cocina y provocar lesiones. Ponga cinturones traseros a disposición de nuestros empleados en los días de entrega o inventario, para ayudar a reducir los riesgos.

Capacite a los empleados para que tiren o muevan la carga lo más cerca posible de ellos antes de levantarla. Enséñeles a mantener la cabeza erguida, la espalda recta y levantar la carga con los músculos de las piernas. Al poner artículos en el suelo, deben usar los músculos de las piernas mientras se agachan, no la espalda. Tenga disponibles plataformas rodantes o carretillas de mano siempre que sea posible.

Riesgos del espacio de trabajo abarrotado

Un área de trabajo apretada y abarrotada aumenta el riesgo de lesiones o accidentes de todas las fuentes. Siempre asegúrese de que los pasillos estén despejados y las superficies estén despejadas. Las cajas y contenedores vacíos deben retirarse lo antes posible, y debe tratar de organizar el flujo de trabajo para espaciar a sus cocineros de manera uniforme en toda la cocina.

Peligros de quemaduras y químicos

Las cocinas de los restaurantes están repletas de superficies calientes, líquidos y aceites calientes, y alimentos calientes que salpican el área circundante. Las chaquetas de chef de manga larga son el estándar de la industria por una razón, y los cocineros en áreas con muchas salpicaduras también deben usar delantales con pechera. Asegúrese de que sus cocineros tengan hábitos de trabajo seguros y suficientes almohadillas calientes, toallas laterales o guantes resistentes al calor para manipular las ollas calientes.

Los productos químicos, en forma de productos de limpieza y desinfectantes, presentan otro peligro. Su proveedor proporcionará hojas de datos de seguridad para todos sus productos químicos y, por lo general, también ofrecerá capacitación periódica para su personal. Su botiquín de primeros auxilios en la cocina debe incluir todo lo que necesita para tratar quemaduras y cortes, así como una estación para lavarse los ojos en caso de que sus cocineros se salpiquen con productos químicos de limpieza.

Peligros para la seguridad alimentaria

La seguridad alimentaria es otro peligro notable en la cocina, uno que representa un riesgo para sus clientes y, en el peor de los casos, para su negocio, la contaminación cruzada entre alimentos de alto y bajo riesgo es un peligro común, a menudo causado por utilizar el mismo equipo o preparar superficies sin limpiarlas y desinfectarlas entre tareas. La descongelación inadecuada de los alimentos congelados o el almacenamiento y recalentamiento inadecuados de los alimentos preparados también son errores comunes. Los alimentos calientes siempre deben mantenerse a una temperatura de 140 grados Fahrenheit o más, y los alimentos fríos a 40 grados o menos, para limitar el crecimiento bacteriano.

Capacitar a su personal en seguridad alimentaria, monitorear de cerca las temperaturas y hacer cumplir buenos hábitos de lavado de manos contribuirá en gran medida a prevenir incidentes desafortunados. Coloque carteles informativos en los baños y junto a las áreas de preparación de alimentos, como recordatorios.