¿Por qué es tan importante para una empresa identificar el mercado objetivo?

Identificar un mercado objetivo ayuda a su empresa a desarrollar estrategias de comunicación de marketing eficaces. Un mercado objetivo es un conjunto de personas que comparten necesidades o características similares a las que su empresa espera atender. Estas personas suelen ser los usuarios finales con más probabilidades de comprar su producto.

Determinar su mercado objetivo

Aunque puede llevar mucho tiempo desde el principio, determinar un mercado objetivo le permite enfocar sus esfuerzos de marketing de la manera más rentable posible. Empiece por definir claramente su producto o servicio y luego defina la persona o empresa que querrá utilizar lo que tiene para ofrecer. Comprender las necesidades de los consumidores es fundamental. A menudo, puede descubrir exactamente cómo puede satisfacer las necesidades de los consumidores a través de una cuidadosa investigación de mercado, incluida la ejecución de un grupo de enfoque, el análisis de reseñas de la industria o la realización de una encuesta de mercado.

Crear mensajes específicos

Una vez que haya identificado un mercado objetivo, puede crear mensajes que les atraigan específicamente. Por ejemplo, un decorador de interiores puede adaptar y comercializar sus servicios a una amplia gama de posibles clientes. El mensaje de marketing deberá diseñarse para atraer al propietario de una casa de alto nivel que busca una renovación costosa o al ciudadano mayor que busca reducir su tamaño y al mismo tiempo conservar algunas de sus posesiones más preciadas. Las necesidades son muy diferentes, por lo que cada mensaje de marketing debe elaborarse para reflejar cómo se satisfará cada necesidad.

Centrarse en el potencial

Las organizaciones no tienen el tiempo ni los recursos para poder llegar a todos con un mensaje de producto. La identificación de un mercado objetivo permite a los especialistas en marketing centrarse en aquellos con más probabilidades de comprar el producto. Limitar la población canaliza la investigación y los presupuestos a los clientes con el mayor potencial de ganancias.

Llegue a la audiencia adecuada

Una vez que haya identificado el mercado objetivo, considere la audiencia objetivo: el destinatario previsto de su mensaje publicitario. Muchas veces el comprador de su producto puede no ser el mismo que el usuario final, por lo que su mensaje debe adaptarse a la persona que realiza las compras. Por ejemplo, todos en el hogar se benefician del detergente para ropa, pero lo compran con mayor frecuencia las mujeres que compran los alimentos de la familia. Por esa razón, los comerciales de jabón tradicionalmente se dirigen a las madres que quieren que su familia lleve ropa limpia.

Sin embargo, esta estrategia a veces está sesgada. Cuando se trata de juguetes, los niños son los grandes usuarios finales, por lo que podría ser más eficaz comercializarlos directamente. Aunque son sus padres quienes compran los juguetes, los niños son grandes influenciadores de cómo sus padres gastan el dinero en esta área. Los mensajes publicitados para los niños pueden llevarlos a persuadir a sus padres para que realicen compras en su nombre.

Identificar un mercado desatendido

Las empresas de cualquier tamaño pueden competir eficazmente identificando los mercados desatendidos. En lugar de tratar de llegar a todos los clientes que podrían usar su producto, enfocar un plan de marketing para que se adapte a una parte más pequeña y posiblemente no alcanzada del mercado total puede permitirle crear un nicho para su producto. Al concentrar los recursos en un segmento de clientes específico, una pequeña empresa puede servir mejor a un segmento más pequeño del mercado que sus competidores más grandes.

Estrategias rentables

Una vez que sepa a quién se dirige, es mucho más fácil tomar decisiones sobre la asignación de medios. Si su mercado objetivo son las mujeres jóvenes, en lugar de comprar espacios publicitarios en todas las revistas, puede anunciar solo en aquellas que sean populares entre esa audiencia. Ahorrará dinero y obtendrá un mejor retorno de la inversión utilizando un plan de mercado objetivo. Las compras de medios serán más eficientes ya que la audiencia desperdiciada (aquellos que es poco probable que compren su producto) se reduce considerablemente.