Cómo interpretar las relaciones entre activos y patrimonio neto

Una empresa debe poseer fondos suficientes para pagar las obligaciones financieras actuales en todo momento para garantizar la continuidad de las operaciones comerciales. La relación entre activos fijos y valor neto es una herramienta de contabilidad que le muestra qué porcentajes de los activos totales de su empresa pueden y no pueden usarse para las obligaciones financieras actuales. No comprender esta herramienta puede dejar a su empresa vulnerable a problemas de solvencia causados ​​por eventos inesperados y cambios repentinos en el clima empresarial.

Definición

La relación entre activos fijos y patrimonio neto es una técnica de análisis financiero que muestra en términos porcentuales la parte de los activos totales de su empresa que está vinculada a los activos fijos. Muestra hasta qué punto los fondos de la empresa están congelados en forma de activos fijos, como propiedades, planta y equipo. Representa la parte de los activos totales que no se puede utilizar como capital de trabajo.

Cálculo

La relación entre activos fijos y patrimonio neto se puede calcular dividiendo el valor de todos los activos fijos por el patrimonio neto. Los activos fijos se refieren a los activos comerciales tangibles a largo plazo que se clasifican como propiedades, planta y equipo. Restando los pasivos totales de los activos totales se obtiene el valor neto. Multiplicar la razón resultante por 100 la expresa en términos porcentuales.

Ejemplo

Para citar un ejemplo, suponga que su hoja de balance muestra activos fijos de $ 100,000, activos totales de $ 500,000 y pasivos totales de $ 200,000. Restar el pasivo total de $ 200 000 de los activos totales de $ 500 000 producirá un patrimonio neto de $ 300 000. Dividir los activos fijos de $ 100,000 por $ 300,000 de patrimonio neto resultará en una proporción de 0.333. Multiplicar la relación por 100 le dará una relación de activos fijos a patrimonio neto de 33,3 por ciento.

Indicaciones

Un índice bajo es indicativo de una mayor solvencia porque cuanto menor es el índice, más fondos están disponibles para cumplir con las obligaciones actuales. Cuanto mayor sea la relación, menor será su solvencia, ya que más fondos están vinculados a activos fijos. Una relación de 0,75 o superior suele ser indeseable porque indica que la empresa es vulnerable a problemas de solvencia. La comparación de su relación entre activos fijos y patrimonio neto con las relaciones promedio de la industria puede indicarle si su relación es mejor o peor que la de sus competidores. Los índices altos se pueden interpretar como problemas de liquidez, porque significa que la empresa no tiene acceso inmediato a efectivo.