Cómo copiar Windows de un disco duro a otro disco duro

Copiar archivos y carpetas es fácil, pero copiar Windows requiere consideraciones muy específicas. Es posible que experimente inestabilidades o errores y desee cambiar la unidad del sistema anterior por una nueva, o puede que desee volver a una configuración anterior antes de que aparecieran los problemas. Quizás le gustaría reemplazar un disco duro más lento por uno más rápido que utiliza tecnología más nueva. No importa cuál sea su motivo, la mejor manera de hacer que Windows pase de una unidad a otra es mediante la "clonación", que implica copiar una imagen del disco en la nueva unidad.

1

Realice una copia de seguridad completa navegando a "Inicio | Panel de control | Sistema y mantenimiento | Copia de seguridad y restauración". Asegúrese de que su copia de seguridad esté en un medio de almacenamiento separado de la unidad del sistema, como otro disco duro, medio extraíble o almacenamiento en la nube.

2

Instale o acceda al software de clonación o creación de imágenes de disco adecuado para su disco duro. Las aplicaciones populares incluyen Acronis True Image, Norton Ghost y Macrium Reflect. También se encuentran disponibles varias herramientas gratuitas de clonación e imágenes, como DriveImageXML y Paragon Backup & Recovery.

3

Conecte el nuevo hardware de la unidad a su sistema mediante SATA, USB, IDE u otras conexiones.

4

Monte la nueva unidad y asigne una nueva letra de unidad usando "Inicio | Panel de control | Sistema y seguridad | Herramientas administrativas | Almacenamiento | Administración de discos".

5

Cree una imagen completa de la unidad de su sistema (generalmente la unidad C :) con su software de clonación o creación de imágenes preferido.

6

Clona la imagen en tu nueva unidad. Pruebe la imagen después, si su software proporciona esta función.

7

Apaga tu PC.

8

Retire la unidad del sistema original y reemplácela por la nueva si ambas tienen el mismo tipo de conexión (por ejemplo, ambas son unidades SATA o IDE).

9

Enciende tu PC. El proceso de inicio puede tardar un poco más de lo habitual, ya que Windows ajusta su configuración para adaptarse a las diferencias en la nueva unidad. Si el inicio se bloquea o falla, o si encuentra errores críticos después del inicio, es posible que deba apagar y volver a colocar la unidad anterior para repetir el procedimiento.