Conciencia cultural en el lugar de trabajo

El lugar de trabajo está cambiando rápidamente. Personas de muchos países están representadas en la fuerza laboral en los Estados Unidos y en todo el mundo. No solo eso, las empresas a menudo tratan con clientes y socios de diferentes partes del mundo. La diversidad tiene muchos beneficios: el multiculturalismo proporciona a las empresas una reserva ilimitada de talentos, ideas, puntos de vista y opiniones.

La cultura de una persona puede afectar su comportamiento en el lugar de trabajo, desde la forma en que habla hasta la forma en que interactúa con sus colegas. Es importante ser consciente de las diferencias culturales para evitar conflictos relacionados con la diversidad. Al asegurarse de que sus empleados conozcan la importancia de comprender las diferencias culturales en el lugar de trabajo, puede maximizar el potencial de su negocio uniendo a todos para que se concentren en lograr sus objetivos.

Crear pautas y políticas de conciencia cultural

Crear e instituir pautas y políticas en torno a la diversidad es un paso fundamental para garantizar que sus empleados sean conscientes de la cultura. Al establecer reglas sobre lo que es un comportamiento aceptable y ético en el lugar de trabajo, puede proporcionar claridad sobre cómo los empleados de diversos orígenes deben interactuar entre sí.

Revise las leyes locales sobre discriminación en el lugar de trabajo e incluya esas regulaciones en las políticas de su empresa. Asegúrese de que todos, desde el equipo de liderazgo hasta los empleados de primera línea, sean conscientes de lo que constituye discriminación.

Celebre la diversidad y las culturas

La diversidad es una oportunidad para que los empleados aprendan sobre nuevas culturas. Escuche activamente las historias de sus empleados sobre su herencia y haga preguntas para ampliar su conocimiento sobre su procedencia. Muestre a sus empleados que valora sus diferencias deseándoles lo mejor en sus fiestas culturales o religiosas.

La comida es una excelente manera de aprender sobre otras culturas. Organice almuerzos mensuales para el personal en restaurantes que sirvan comida de todo el mundo o pida a los empleados que compartan recetas de sus comidas favoritas en casa. Durante los festivales religiosos o culturales, traiga delicias de la cultura relevante para compartir con los empleados. La introducción de nuevas tradiciones al personal ayuda a cerrar la brecha entre las diferencias al crear una experiencia compartida.

Comunicarse claramente y evitar malentendidos

Muchos conflictos en el trabajo surgen como resultado de mala comunicación y malentendidos. Las personas de diferentes orígenes culturales a menudo tienen diferentes estilos de comunicación verbal y física. Por ejemplo, en algunas culturas, los saludos se muestran con una reverencia en lugar de un apretón de manos. En otras culturas, el contacto visual directo se considera de mala educación, mientras que en algunos lugares es un signo de honestidad y confianza.

Los estilos de comunicación verbal también difieren de una cultura a otra. En algunas partes del mundo, decir algo de manera directa a un superior parece grosero o irrespetuoso. Sin embargo, en otros lugares es una señal de conveniencia y eficiencia, independientemente de la antigüedad de la persona con la que está hablando.

Cuando trabaje con colegas, socios y clientes de otras partes del mundo, dedique algún tiempo a investigar las normas de comunicación de sus culturas. De esta manera, tendrá más contexto para comprender las señales de comunicación física y verbal que difieren de las suyas.

Aprenda de las diferencias

Ser consciente de la cultura es sinónimo de conocer mejor las diferentes partes del mundo. Demuestre a los empleados que valora su diversidad reconociéndola y celebrándola. Si su empresa tiene empleados de varios países diferentes, pídales que marquen sus lugares de origen en un mapa grande en la sala común. Es un gran iniciador de conversación y un punto de partida para aprender sobre otras culturas.

Comprender su propia cultura y cómo da forma a su comportamiento también es una parte importante de ser consciente de la cultura. Por ejemplo, si te enfrentas a un comportamiento cultural que es muy diferente al tuyo, piensa en cómo y por qué te comportas como lo haces. Esta comprensión más profunda de su propia cultura puede proporcionar información al aprender sobre otras culturas.